Image

Láser CO2 fraccionado

Se utiliza para prevenir y tratar problemas de cicatrización como el queloide.

¿Qué es?

El tratamiento para cicatrices con láser es una técnica muy efectiva para disminuirlas.
Con este procedimiento logramos atenuar la coloración y grosor de la cicatriz haciéndolas menos evidentes.

Con el láser estimulamos la cicatriz para que produzca nuevas células de regeneración, las cuales actúan mejorando la calidad de la piel.

Podemos realizar láser para cicatrices de cirugías previas, heridas por accidentes, cicatriz de cesárea, cicatrices de acné y estrías. En cirugías recientes puede realizarse al cumplir 2 meses
de la operación.

Qué resultados esperar:

Dependiendo del tipo de tu cicatriz recomendaremos el número de sesiones que necesites.
En promedio se realizan 3 sesiones, cada una con un mes de diferencia.

Un mes después de la última sesión, notarás cambio en la coloración de la cicatriz, así como el aplanamiento de las misma.

Recuperación:

Al finalizar el procedimiento notarás un puntilleo sobre la cicatriz, este puede cambiar de color y tornarse marrón. Después de 7 a 10 días este puntilleo se desprenderá de tu piel. Te recomendaremos el uso de una crema o gel especializados para favorecer la evolución de la zona tratada con láser.
Es muy importante no exponer al sol las zonas tratadas para evitar que se pigmenten.

Image
Image