Toxina botulínica

TOXINA BOTULÍNICA

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

Se trata de una toxina obtenida de una bacteria llamada Clostridium botulinum, esta toxina al ser aplicada en los músculos causa una disminución en el movimiento de los músculos, dando como resultado la disminución de las arrugas faciales.

CANDIDATAS IDEALES

Pacientes con arrugas faciales, asimetrías faciales, estrabismo, blefaroespasmo, hiperhidrosis (exceso de sudoración).

¿CADA CUÁNDO SE REALIZA?

La duración aproximada del efecto de la toxina es de 12 a 16 semanas, aunque puede variar de paciente a paciente.

PROCEDIMIENTO

La aplicación de toxina botulínica se realiza en el consultorio, la única preparación previa es la limpieza facial y aplicación de frío local o cremas anestésicas para disminuir las molestias durante el procedimiento.

CUIDADOS POSTERIORES

Es un procedimiento sencillo, de tal manera que lo único que pedimos al finalizar el procedimiento es realizar gestos y muecas de 5 a 10 minutos después de la aplicación. Después de 3 a 4 días el efecto comenzará a ser visible, deberá acudir 15 días posteriores a la aplicación para una consulta de revisión.

Agenda tu cita